Pasar al contenido principal

Permitiremos que las jornadas laborales sean más cortas para los que cuidan de sus hijos no sólo hasta que tengan 8 años, como ahora, sino hasta los 12.
— José Luís Rodríguez Zapatero

Virtualidad

En al Art. 2.5 de los Estatutos de la AVE se establece la Regla de Virtualidad, que dice:


La AVE mantendrá una Sede Virtual en Internet donde se publicarán noticias, estudios, encuestas, votaciones y recuentos. Este portal también servirá de hospedaje a las bitácoras de los miembros y a los foros de discusión sobre los temas activos, permitiendo la participación de los visitantes que deseen hacerlo siempre que acepten los reglamentos establecidos al efecto.

Esto define la naturaleza diferencial del partido: en lo virtual, no es necesario someterse a las servidumbres del espacio, del tiempo y de la materia.

Al no residir en ningún lugar del espacio, la sede está tan cerca de gerundenses como de gaditanos. Al ser inmaterial, podemos reunirnos todos simultáneamente caso de ser necesario. Al ser virtual, la asamblea está de hecho en reunión permanente. Sin desplazamientos. Sin contaminar. Con un impacto medioambiental reducido. Con gastos igualmente reducidos.

Además de definir la naturaleza de la AVE, la regla de virtualidad expresa el compromiso con los tiempos que nos ha tocado vivir y el aprovechamiento de las posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías y el hecho irreversible de que vivimos en un mundo intercomunicado.

Esto significa que la AVE mira hacia el porvenir, que le preocupa lo que está ocurriendo y lo que va a ocurrir. También significa que considera que el despilfarro, cualquier despilfarro, tiene un impacto medioambiental que, antes o después, pasará su factura. También expresa el convencimiento de que todos estamos condenados a entendernos en este mundo interconectado. No tenemos que pensar lo mismo, pero podemos resolver nuestras diferencias de forma civilizada.

Las nuevas tecnologías (Internet, la TDT, la telefonía móvil) están ahí y son herramientas, instrumentos a nuestro servicio y somos responsables del uso que hagamos de ellos. Pues hagamos un uso creativo y productivo.

Correo