Pasar al contenido principal

Los valores de la derecha cotizan en la Bolsa; los de la izquierda cotizan en el corazón.
— José Luís Rodríguez Zapatero

Aconfesionalidad

El Art. 2.2 de los Estatutos de la AVE expresa la Regla de Aconfesionalidad:


La AVE se declara completamente aconfesional, entendiendo la confesión tanto en lo religioso como en lo ideológico. Esto no significa que los afiliados deban renunciar a sus creencias o valores, por el contrario se espera que los defiendan y argumenten en su favor. Pero nunca desde el dogmatismo, sino desde la aceptación y el respeto a las diferencias y asumiendo la confrontación de ideas en el contexto de un debate civilizado, porque interesan más las ideas que las ideologías.

Para pertenecer a la AVE el único requisito es poder votar, ya que el principal compromiso de la AVE es el de garantizar a sus miembros la administración discrecional de dicha capacidad en aplicación de la Regla de Votación.
 

En consecuencia, en la AVE tienen cabida todo tipo de ideologías, opiniones y formas de pensar. Por esta razón, para respetar las distintas formas de pensar de sus miembros, la propia AVE carece de ideología.

Las diferencias de criterio se tratan mediante el debate, la argumentación y la persuasión, y se resuelven definitivamente con la votación.

Correo